Vox: «el apellido debe ser Patronímico»

El apellido debe ser patronímico, afirma el partido político patriota, Vox, enmarcado en el ímpetu de mantener la España Viva, viva, y la historia de España como seña de identidad de España sin disrupciones y cuidando «lo nuestro, lo de España» por encima de las invasiones culturales (salvo el bilingüismo en los colegios, que eso es bueno aunque los niños digan «Tagus» en vez de Tajo porque dan «Science» en vez de «Conocimiento del Medio»).

La propuesta que llevará Vox en su ideario y su programa político será recuperar el apellido patronímico como apellido obligatorio para los españoles y españolas que nazcan en el futuro. Esta costumbre era común en España desde tiempos inmemoriales, pasó por varias modificaciones hasta que hacia finales del siglo XVI el Concilio de Trento elimina su uso. Vox pretende recuperar para España esta costumbre medieval.

La cultura de España está viva, como la España Viva, y debemos seguir siendo fieles a las tradiciones más profundas de la identidad de España, que los hijos hereden el apellido de su padre es una de ellas, así como el toponímico (lugar de nacimiento) para el segundo apellido.

¿Qué es un apellido patronímico y qué implica?

El apellido toponímico es aquél que se deriva del nombre del padre mediante los sufijos ezoziz y az, su significado es «hijo de» y siempre se derivan del nombre del padre, en España los apellidos de origen patronímico son el apellido más común junto con el toponímico (lugares, como por ejemplo: Bejarano, Madrid, Alcolea, Mengíbar… o referencias a lugares como «del Río»…) y los apellidos derivados ded profesiones o morfológicos (Zapatero, Calvo, Cano, Gordo…).

Algunos ejemplos de apellidos patronñimicos son Rodríguez (hijo de Rodrigo), Ruiz (hijo de Rui), Núñez (hijo de Nuño), Pérez (hijo de Pere, Pedro)… y así cientos… En otras culturas también es común el apellido patronímico, por ejemplo en algunos países musulmanes como Marruecos se sigue utilizando, sin ir más lejos, el Rey de Marruecos, Mohammed V, se llama (transliterado) Mohammed ben Yúsuf, que significa «hijo de Yúsuf», que era el padre del actual rey, Yúsuf. Otro ejemplo de apellido patronímico fuera de España es el de Osama Bin Laden, que significa, Osama hijo de Laden.

Entre las implicaciones históricas del apellido patronímico en España podemos encontrar una buena cantidad de nombres de poblaciones por toda España, todos de origen árabe, por ejemplo, Benidorm, Benicassim (Hijo de Hassan), Benalmádena… Así como algún toponímico Guadalajara que viene de Guad (río) y Al Jair (La luz), «El río de luz» o Guadalquivir (Guad Al Kabir) que significa «El Río Grande», también encontramos Alcalá (Al Qala» o «El Castillo» en español y otros miles de ejemplos… pero no hablemos de moros, que los moros son malos.

Santiago Abascal (líder ded Vox) recorriendo pueblos con nombre patronímico árabe sin saberlo.

Ya en países civilizados como España podemos encontrar todos los Mac-Algo escoceses, los McDonald, McArthur, etc… en este caso tenían una amplitud mayor al abarcar todo un clan en el que Donald o Arthur en nuestros ejemplos, eran los patriarcas. En Inglaterra están los que terminan en -son, como Johnson, que a estas alturas sabemos que significa «hijo de John». En Suecia los -ssen, como Johanssen, «hijo de Johan», en los países del alfabeto cirilico tenemos los -v y -va (se declinan), por ejemplo «Petrov» para el caso de los varones y «Petrova» para el caso de las hembras, en algunos países como Bulgaria se sigue aplicando el apellido patronímico declinado incluso con dos generaciones, por ejemplo, si tu padre se llama Petro y tu abuelo paterno Stoyan y tú eres un varón tus apellidos serán Petrov Stoyanov, y los de tu hermana Petrova Stoyanova.

Según Wikipedia la terminación -ez (y sus variantes) el apellido patronímico español puede tener origen en el Euskera y ser incluso anterior al dominio romano de la Península Ibérica, sería por tanto una mezcla perfecta y muestra de la cultura e ideologías de España, ay que se habrían combinado un idioma de España como es el Euskera (en lo que a la forma se refiere) y la costumbre de romana de usar el nombre del padre como apellido (el fondo).

¿Es machista el apellido patronímico?

Según esta nueva ley, los nuevos nacidos heredarían el nombre del padre como primer apellido y el toponímico como segundo, una niña nacida en Alicante, con su padre llamado Fernando se apellidaría Fernández de Alicante.

La respuesta que da Vox a si es o no machista el uso moderno del apellido patronímico como apellido por defecto y como seña de identidad de la cultura de la España Viva que sigue evolucionando y avanzando cada vez más fuerte y más española y más viva es que hay que crear vida y eliminar todas aquéllas acciones delictivas para la interrupción de la vida humana en cualquiera de sus fases desde el momento de la concepción, no así la vida animal, que sí puede usarse para cualquier designio humano (como los Toros).

Una opción que exigen las asociaciones feministas de derechas es que se cree el apellido matronímico y que sea la pareja la que elija el orden, en vez del uso del toponímico, sería una evolución de la cultura de España dentro de su tradición, y los nuevos nacidos llevarían su nombre y el derivado de su padre y de su madre. Esta propuesta no está contemplada por la lengua española aún.

Pregunta: ¿Cuántas veces aparece la noble y gloriosa palabra España en éste artículo? Vox nos inspira España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *