Conoce al médico de izquierdas que realiza abortos sin el consentimiento de sus pacientes

¿Hasta que punto se puede llegar con el activismo político? ¿Hasta qué punto las convicciones ideológicas son aceptables? Pues seguramente este señor haya traspasado la línea. Daniel O’Rourke es un médico canadiense que ha saltado a la luz por admitir haber forzado abortos a pacientes conservadoras. Se cree que puede llegar hasta unos 50 casos.

El aborto en Canadá

En Canadá, el aborto es legal en todas las etapas del embarazo. Algo que da una gran libertad para acabar con la vida de seres humanos que apenas se están formando y son despojados de la posibilidad de nacer.

Esto, no solo descriminaliza cualquier acción que signifique terminar el desarrollo de un embrión, sino que además libera de casi cualquier responsabilidad a los pacientes y médicos que participen en actos de este tipo.

Pero el problema va más allá.

medico de izquierdas
medico de izquierdas

Abortos sin consentimiento y sin sanción

Son varias ya las pacientes del hospital de Arrow Lakes, en la localidad de Nakusp, cerca de Vancouver, que han reportado haber acudido a revisiones con este obstetra y poco después haber perdido a su bebé. No todas estaban en etapas iniciales del embarazo y, hasta el momento, ninguno de estos embarazos era considerado de alto riesgo.

O'Rourke, el médico que realiza abortos sin consentimiento
O’Rourke, el médico que realiza abortos sin consentimiento

La religión, su punto en común

O’Rourke era considerado un médico muy fiable y con una reputación impecable por su excelente historial en la sala de partos. Pero desde 2016 todo parece haber ido cambiando. Lo peor de todo, es que no es por casualidad ni por error.

Todas las mujeres que han reportado haber perdido su embarazo bajo la supervisión de este médico, son mujeres religiosas o de familias «pro-vida», que no están de acuerdo con la legalidad del aborto.

O’Rourke no lo niega. Y no hay sanciones

El obstetra canadiense ha sido preguntado en diversas ocasiones por estas irregularidades. Inicialmente, repondía con ironía que «no siempre todo sucede como esperamos» o que «así es la vida», pero en su última respuesta en un telediario local, su respuesta fue que «es la voluntad de Dios». Una frase que sorprende, ya que ha manifestado en muchas ocasiones su ateísmo y su lucha contra aquellas personas que rechazan el aborto.

Lamentablemente, la legalidad del aborto en Canadá impide que haya forma de sancionar a O’Rourke, así como también dificulta que se le acuse por cualquier otro tipo de crimen, especialmente por la falta de pruebas sobre la intencionalidad de los hechos.

¿Qué opinas?¿Crees que son accidentes, o que este médico progresista asesina a bebés que ni siquiera han nacido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *