Un hombre se tira un pedo y se aleja

Ocurrió en una discoteca del centro de Madrid cuando un hombre se tiró un pedo y se alejó del lugar donde estaba. Se posicionó a varios metros y observó como las personas de su entorno comenzaban a realizar aspavientos a la vez que se oía “huele a mierda” o “¿quién ha sido el cerdo?”.

Aquella ventosidad anal logró hacer un hueco impenetrable en el bar. Fueron varios minutos en los que el pedo había dejado un asqueroso sabor de boca. “Es como si se hubiesen zurrado en mi cara”, decía una de las víctimas. Lo cierto es que no se sabe con seguridad quién fue la persona que se gaseó el ambiente aunque un hombre fue visto pidiéndole a otro que le tirase del dedo, a los diez segundos desapareció.

Dramatización

Dramatización

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *