Donald Trump sacó a Estados Unidos del Acuerdo de París como estrategia contra el terrorismo

Tras el revuelo que ha despertado la inesperada salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, que recientemente se confirmó, el portavoz y Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha aclarado los motivos por los que se ha tomado esta decisión. Y son, cuando menos, sorprendentes.

Sean Spicer Acuerdo de París

Sean Spicer explica salida de EEUU del Acuerdo de París

La Lucha no es contra el Cambio Climático, sino contra el Terrorismo

En la conferencia de prensa que tuvo lugar en la Casa Blanca el pasado 2 de junio, Spicer justificó la decisión del Presidente del país norteamericano, Donald Trump, como una estrategia a largo plazo para acabar con ISIS y cualquier ottra forma de terrorismo.

Tenemos años justificando y dedicando enormes esfuerzos en una lucha contra un rival invisible, del cual ni siquiera hay total certeza de que exista. ¿Por qué dedicar esfuerzos en un enemigo probablemente fabricado por los medios hippies que nos saturan de noticias falsas (fake news), cuando ISIS, Daesh o como le queramos llamar, hace de las suyas impunemente? Vimos que esta decisión no soluciona dos problemas de un tiro, así que no dudamos en tomarla.

Como explica Spencer, por un lado, Estados Unidos estaría desvinculándose de un acuerdo que el gobierno de Trump considera ficticio y al que se le dedican esfuerzos y recursos de manera innecesaria, a la vez que supondría una lucha contra el terrorismo.

Lógicamente, se podría pensar que los esfuerzos y recursos humanos, económicos y militares que se dedicarían a la lucha contra el cambio climático, pasarían a dedicarse a un refuerzo en las acciones militares, de defensa y seguridad a nivel global. Pero no.

Un periodista del Washington Examiner preguntó a Spencer sobre este tema de cómo sería la redistribución de recursos y qué estrategia se tomaría contra el terrorismo como raíz de la salida del Acuerdo de París. El portavoz sorprendió con su respuesta:

No se trata de una redistribución ni reasignación ni dedicación especial más allá de la lucha contra el terrorismo que llevamos actualmente. 

 

La salida del Acuerdo de París ES en sí misma, la lucha contra el terrorismo. 

 

Por un lado, al no creer del todo que el calentamiento global sea un hecho real, no malgastamos nuestro presupuesto, tiempo y dedicación. 

 

Por otro lado, si el calentamiento global resulta ser algo real, estamos seguros de que afectará primero a países del Tercer Mundo, menos preparados, con lo cual la naturaleza se hará cargo de ellos. Sí, nos habrá tomado muchos más añs, pero es una solución natural y económicamente viable.

Así, la estrategia queda clara y las intenciones también. Su éxito, en cambio, queda en duda por parte del resto de líderes mundiales.

Recordemos que Estados Unidos es el único país, aparte de Nicaragua y Siria que no están suscritos a este Acuerdo de París, del cual incluso Corea del Norte forma parte.

Comparte la noticia