Teresa Romero se cura del ébola. Ana Mato dimite igualmente

Todo parece color de rosa de un momento a otro. Tras enterarnos de que Teresa Romero estaba por completo curada del virus del ébola y que despertó muchas críticas hacia la Ministra de Sanidad , una de las principales acusadas por la mala gestión que supuso la llegada del ébola a España y que hizo de la enfermera Romero la primera víctima de este virus fuera del continente africano. No solo Teresa está libre de ébola, sino que estaría al caer la dimisión de Ana Mato que tanto solicitó el pueblo español. Aparentemente, la presión ejercida por la llamada ‘Marea Blanca’ habría surtido efecto.

Teresa Romero curada de ébola

Teresa Romero curada de ébola

San Rajoy será canonizado por sus milagros

Y es que Mariano Rajoy tuvo que actuar de primera mano con el caso de Teresa Romero. De no ser por su visita a la enferma enfermera, ella no habría podido levantar cabeza. Tras verla, no solo se encontró mejor de ánimos sino que directamente los anticuerpos se incrementaron y la recuperación fue mucho más rápida de lo que venía siendo. Según comentan en el entorno del , sus vínculos con la iglesia católica no son un tema trivial, sino que el propio presidente de gobierno español habría poder realizado algún tipo de milagro sobre la auxiliar de enfermería.

Ana Mato dimite por no haber actuado correctamente

Respecto a la hipotética dimisión que presentaría la Ministra de Sanidad, el motivo sería no solo su mala gestión inicial, sino el no haber sabido reacciones y mucho menos ofrecer a Romero un milagro que sí tuvo que efectuar el propio Rajoy:

“Hice lo que tenía que hacer. Al traer al religioso Miguel Pajares no se me criticó, al contrario, se me sigue aplaudiendo y estoy tan orgullosa de eso como de haber sido partícipe de la decisión de ‘dormir’ al perro Excalibur. Pero Mariano me dijo que si no era capaz de obrar el milagro de curar a Teresa Romero del ébola yo misma, lo pagaría. Lo siento mucho.”

 

Ahí queda en evidencia la mano dura del presidente respecto a la labor de Ana Mato y además demuestra lo beneficioso que puede ser tener tan intrínseca relación con la Iglesia Católica. Todos respiramos tranquilos por ver a Teresa Romero recuperada y la dimisión de Ana Mato si se da. Por otra parte, Excalibur no parece tan contento. Habrá que ver si el milagro es tan grande para el propio Partido Popular que esto no pasa a más.

 

Fuerza, Teresa.

Comparte la noticia