Sorteo de Champions: Quiénes tienen las mejores opciones de pasar

Este lunes 11 de diciembre se ha realizado el sorteo de la Champions League para definir cuáles serían los cruces de cara a los octavos de final y los resultados son realmente apasionantes. En este artículo te comentaremos un poco sobre cada uno de esos cruces para determinar quiénes podrían tener mayores posibilidades de estar en la siguiente fase de la máxima competición europea.

Análisis de los cruces de octavos de la UCL

Empecemos repasando aquellas eliminatorias con equipos españoles. Francamente, ninguno de ellos tiene el rival que habrían deseado y la hegemonía española de los últimos años en Europa está en riesgo de llegar a su fin.

Sorteo Champions League

Sorteo Champions League

Chelsea – FC Barcelona

 

Sinceramente, este es uno de los duelos más parejos de todos. Dos equipos muy poderosos, con técnicos muy serios, plantillas potentes y repletas de estrellas que, a decir verdad, no muestran en la actualidad un nivel de juego que deslumbre en exceso.

Ya habíamos visto, gracias a Mr. Chip, que las probabilidades de que este duelo se diera era la más alta de todas las opciones posibles, con más de un 40%. Aun así, son rivales que probablemente hubieran deseado evitarse mutuamente.

Si hubiera que apostar a algún partido en casas de apuestas como 888sport, este sería uno de los que generarían más incertidumbre. Seguramente las cuotas serán muy similares y sería muy difícil determinar cuál será el favorito. Y pase quien pase, será también un rival a temer en los cuartos de final.

 

Sevilla – Manchester United

Mourinho tomó las riendas de los Red Devils y llevó al equipo de vuelta a la Champions nada menos que haciéndose con el título de la Europa League. Un equipo con ansias de poder desde la marcha de Sir Alex Ferguson se enfrenta a un Sevilla que no pasa por su mejor momento.

La marcha de Monchi, la lamentable noticia de la enfermedad de Berizzo, entre muchas otras cosas, han hecho que el Sevilla pase por momentos de una incertidumbre mayor a la que nos tenían acostumbrados y eso se está notando en la mentalidad del equipo y del fútbol que generan.

Aunque el Manchester United tiene puntos de mejora claros, seguramente será el gran favorito en este cruce.

 

Real Madrid – PSG

Mientras que muchos aficionados blancos contaban con que la bola que saliera fuera la de un equipo como el Besiktas, la suerte fue casi la opuesta y el cruce que más morbo podría suponer es el que se ha dado.

El potentísimo Paris Saint Germain ha apostado fuerte esta temporada para que sea por fin aquella que le permita luchar en serio por “la orejona”. Con una plantilla profunda que despierta en sus rivales una mezcla entre miedo, admiración y envidia, muchos piensan que éste tiene que ser el año en el que por fin los parisinos estén, como mínimo, en la final.

Pero, cómo intimidar a un equipo que ha ganado la friolera de once veces este torneo, que lo ha ganado dos veces consecutivas y que juegue como juegue, siempre es un peligro en la competición europea. Sí, el Madrid plantará cara y si tienen una de sus noches, puede ser suficiente para sentenciar la eliminatoria.

 

Juventus – Tottenham

Posiblemente el que pase más desapercibido de todos los equipos ingleses sea el Tottenham. Pero no hay que olvidar que los Spurs tienen varias temporadas mostrando más solvencia y regularidad que casi cualquier equipo en la Premier.

Eriksen, Kane y compañía quieren sorprender a la Vecchia Signora, que está teniendo de momento una temporada que, comparada con las anteriores, deja algo que desear.

¿Será éste el año en el que los londinenses sean realmente temidos en Europa? Estará por verse.

 

Basilea – Manchester City

A pesar de que los suizos son un equipo molesto e incómodo, que ha actuado en más de una ocasión como matagigantes en los últimos años, es sin duda uno de los rivales más apetecibles. Tendrán que demostrar lo contrario ante un Manchester City que de momento parece casi afortunado, y que muchos lo dan ya por clasificado a cuartos.

El equipo de Guardiola tiene un amplio margen en la Premier, absolutamente intratable y tal vez este año más que nunca dé sensación de poder ser el campeón de la Champions League por primera vez. De momento, todo apunta a que estarán al menos en cuartos de final.

 

Oporto – Liverpool

El Oporto es el único sobreviviente portugués a la fase de grupos. Logró clasificarse con solvencia goleando en la última jornada y parece venir en una progresión futbolística importante que de ahora a febrero podría darles un punto de confianza que aporta mucho a esta competición.

Los de Klopp tampoco están mal. Su delantera estrella con Firmino, Coutinho y Salah, quien seguramente sea el jugador más en forma del fútbol inglés y uno de los más destacados de Europa, pueden ser imparables.

Por otro lado, los Reds han demostrado ser capaces de lo mejor y lo peor, con lo cual necesitarán demostrar fiabilidad y solidez para asegurarse un lugar en la próxima fase.

 

Shakhtar – Roma

La diosa Fortuna quiso que estos dos equipos cruzaran sus caminos para darnos una eliminatoria seguramente más vibrante de lo que muchos pensarían. Los ucranianos son sinónimo de gol y garra, mientras que los Giallorossi tienen mucho que mostrar. Probablemente con más juego que nombre, demuestran un nivel al que muchos gigantes europeos quisieran llegar.

Los de Di Francesco probablemente tengan un leve favoritismo no solo por su nivel de juego actual, sino también por plantilla y por foguearse en una liga más competitiva. Pero está claro que con los de Donetsk nadie se puede relajar y cualquier abuso de confianza puede salir muy caro.

 

Bayern Múnich – Besiktas

No basta con el giro radical que le ha dado el regreso de Jupp Heynckes al Bayern Múnich, suficiente para ponerlo favorito en las apuestas contra casi cualquier rival, sino que además cuentan con una pequeña dosis de suerte, tal vez, que les facilite el paso a los cuartos de final.

Y no es por menospreciar al Besiktas, ni mucho menos, que han hecho una fase de grupos muy interesante y se han ganado a puso su clasificación. Pero es que, con la imagen que dan los muniqueses a día de hoy, no parece posible que los otomanos puedan plantar cara y ser serios candidatos a apear a los alemanes de la competición. Si todo sigue igual hasta febrero, parece claro de qué lado caerá la eliminatoria.

Comparte la noticia