Sandro Rey predice su propia muerte

En uno de los innumerables programas en los que el ilustre hace sus predicciones nocturnas, vespertinas y diurnas -hay que ver la capacidad que tienen algunos para trabajar horas extra como quién se infunde el éxtasis generado por sustancias artificiales via nasal- el propio Sandro Rey predijo la del mismo Sandro Rey.

¿Cómo predijo su muerte Sandro Rey?

Rondaban las 4 y treinta minutos de la madrugada del lunes cuando un servidor se encontraba viendo, como casi todas las solitarias noches, el programa de Sandro Rey, o bueno, uno de los programas del afamado vidente. Mientras daba las conocidas bendiciones a todos los espectadores, con esas burbujitas, estrellitas y colorcitos, que obnubilan a las octogenarias con degeneración macular y con dinero de su pensión que poder gastar en llamadas telefónicas nocturnas en busca de consuelo, al señor Sandro Rey le comenzó a suceder lo siguiente:

Sus ojos se pusieron casi en blanco, no en blanco del todo, claro, pero sí un poquito, como los niños de 6 años cuando intentar dar miedo, pero sin invertir sus párpados; sus hombros vibraban, como si subido en una vibropower se hallase, y unos extraños gemidos salía del gaznate de Sandro.

Tras unos segundos de agonía Sandro Rey caía al suelo, quedando como si estuviera muerto -el lugar que a muchos les gustaría que ocupase, la tumba-.

Sandro Rey predice su propia muerte

Sandro Rey predice su propia muerte

¿Cuándo morirá Sandro Rey?

Al levantarse, con la preocupación innegable de sus ayudantes, que habían acudido raudos a salvar a su dios de la muerteSandro rey articuló unas breves palabras.

“He visto como voy a morir. Os lo cuento a la vuelta de publicidad. Bendiciones.”

Y 15 minutos de publicidad después… Sandro Rey explicaba que mientras estaba imbuido en el reparto de bendiciones una voz lo llamó, el timbre de la voz que lo atraía era atronador. La voz no se presentó, no dijo quién era, pero sí raptó a Sandro a un lugar dónde el tiempo y el espacio tal y como los conocemos sin inconcebibles, según el propio vidente, recorrió los momentos más importantes de su vida pasada y futura, y percibió el paso de más de una semana, dentro de su visión.

Según las declaraciones de Sandro Rey, habría vivido en unos pocos segundos el paso de más de una semana de visión. Aparte de esta relativa percepción del tiempo, el hecho final que más captó la atención de Sandro rey fue su muerte, el hecho de ver su propia muerte, tiempo antes de tal acontecimiento, lo trastornó tanto que decidió contar el hecho pese a que la voz se lo había prohibido.

Según el vidente, su propia muerte tendrá lugar el 27 de Abril de 2022, durante la emisión de uno de sus programas, que según el mismo relata, será uno de los programas con más audiencia en televisión en aquel futuro. Hecho que no nos sorprende a tenor del descenso de CI intelectual que está sufriendo este país.

Sobré como será la muerte de Sandro Rey, el adivido adivinó lo siguiente (citamos textualmente, y si lo entiende alguien que nos deje un comentario con la traducción):

Durante el día de la gran cita, ya caído el alba y la penumbra sobre las huestes humanas, a las puertas del pueblo el gran cáncer, sobre el trópico capricorniano, la amenaza. Niño hallado el fuego en el que los juzgadores a huir serán forzados, para ser posteriormente vejados. Dónde las luces apuntan al Santo padre impotente del príncipe, y la luz se replica por las estancias de media tierra de conejos, los muros por los que ningún ruido pasa se resquebrajarán, las luces cesarán, y el Santo ocupará su lugar entre los de su condición.

¿Quién es el camello de Sandro Rey?

No lo sabemos, pero debe ser bueno. Es broma, aunque a simple vista pueda parecer que Sandro Rey se droga con cocaína, nosotros pensamos que su vitalidad -y esa capacidad para trabajar más de 16 horas diarias- es fruto de su forma de ser y de la práctica de un deporte saludable -¿cuándo? no sabemos- lo cuál también explicaría su forma física y sus visiones -o bueno… esto último no-.

Comparte la noticia