El valor del voto variará en función del salario según la Reforma de la Ley Electoral del PP

El Partido Popular presentará en las próximas semanas una propuesta de reforma para la Ley Electoral española, reforma que todos los partidos y votantes de izquierdas llevaban pidiendo a gritos durante varias legislaturas.

El principal problema de la Ley Electoral Española actual es que el voto tiene un valor relativo diferente en función de la provincia en la que se vote, ya que se trata de un sistema por circunscripciones. Ahora, después de saberse que el se abstendrá para facilitar la investidura del presidente .

¿En qué consistirá la nueva Ley Electoral propuesta por el ?

Según el borrador que se ha filtrado, se pretende suprimir las circunscripciones para las elecciones generales, y a la vez, se pretende premiar, en cierto modo, a los que más aportan a la sociedad, dándoles un poco más de peso a la hora de decidir el gobierno.

Así pues, los votos tendrán distinto valor según algunos factores que definen quién aporta más al conjunto de la sociedad.

¿Cómo se llevará a cabo esta diferenciación de votos? Se definirán distintos tipos de voto, de forma que unos tendrán más peso que otros a la hora de escrutar los votos, esta distinción se hará efectiva según la mesa en la que se vote, que será distinta para cada tipo de voto. Al valor del voto se le denomina estipulación ciudadana. A partir de las próximas elecciones generales, las mesas electorales serán asignadas en función esta estipulación ciudadana, de forma secreta, sólo en la sede central se conocerá el valor de cada mesa, a fin de mantener el derecho al voto secreto. Sólo el propio votante sabrá qué valor tiene su voto y los de su mesa.

¿Entonces… cada voto tendrá un valor diferente?

Sí y no, sería demagogia y populismo decir que el voto de cada persona tiene un valor diferente. En realidad cualquier persona puede optar a tener un mayor peso en la democracia. El planteamiento del Partido Popular busca que el sistema electoral sea más justo, y para ello ya cuenta con los apoyos del PSOE y Ciudadanos, aunque no habrían aceptado aún el borrador en su totalidad.

Para que el sistema sea más justo hay que afrontar una cuestión clave, cómo medir qué personas han aportado más a la sociedad, para resolver este problema el Partido Popular propone que la estipulación ciudadana divida los votos en tres tipos, A, B, y C, y que dicha división se lleve a cabo en función de las rentas que se hayan declarado en los tres ejercicios fiscales anteriores a las elecciones. Por ejemplo: para unas hipotéticas elecciones en julio de 2019 se calcularía el tipo la estipulación ciudadana en función de las rentas de 2018, 2017 y 2016.

El voto de tipo A es el tipo base, sobre el que se calculan los otros dos tendrán, según el borrador al que ha podido acceder La Voz Popular el voto de tipo B tendrán un valor de 50A y el de tipo C de 5000A. Aunque las diferencias puedan parecer a simple vista muy escandalosas, lo cierto es que, hablando en términos de fiscalidad, la aportación de una persona con una renta de varios millones es mucho más que cinco mil veces la de una de 20.000, por lo que las cifras son cabales.

No se han conocido los tramos fiscales aún, pero se estima que el voto B será para rentas mayores a los 80.000 euros anuales, y los de tipo C para rentas por encima de los diez millones de euros.

El borrador de propuesta se parece en algunos términos a ésta propuesta que Ciudadanos también podría presentar en unas semanas, por lo que es lógico pensar que estas propuestas corresponden a parte de una hoja de ruta prefijada por ambas formaciones de centro.

Comparte la noticia