Psicólogos confirman que subir fotos a Instagram mejora los efectos del gimnasio

Nuestras vidas cambiaron con la llegada de Instagram, hasta entonces éramos felices yendo a entrenar al gimnasio con camisetas de propaganda desgastadas y pantalones con agujeros, y eso que el objetivo principal no era entrenar, sino entablar relaciones sociales.

Ahora un equipo de psicólogos confirma que subir fotos a Instagram mejora los efectos del gimnasio y el rendimiento deportivo en general.

Fotos de Instagram en el gym

#gym #workout #nopainnogain #sixpack #muscle #traindirty #fitness #diet #fitforlife #asstograss #squats #fistagram #motivation… y así podríamos pasar horas, copiando los hashtags más usados desde el gimnasio (ver postureo). Todos esos hashtags tienen una utilidad a partir de ahora: mejorar el efecto del entrenamiento.

Ahora un grupo de psicólogos de la Universidad de Missouri confirma que subir fotos a Instagram mejora los efectos del gimnasio, según el resultado de este estudio, al subir fotos de nuestro entrenamiento a Instagram se mejora el rendimiento de la sesión de entrenamiento entre un 7 % y un, ojo, 34 %.

Instagram en el gimnasio

Instagram en el gimnasio

Sobre el estudio

Para el estudio, un equipo de dieciséis expertos psicólogos de diferentes ramas (psicología del deporte, psicología emocional, psicopedagogía…) junto con 4 entrenadores personales licenciados en deporte han analizado durante 8 meses el rendimiento del entrenamiento de 500 personas a lo largo del estado de Columbia, en .

Para ello se reclutó a personas sin sesgo de raza, sexo, edad o estado físico, no se les informó del motivo del estudio. Al cabo de varias semanas midiendo el rendimiento del entrenamiento, a parte de la muestra se le pidió que publicasen una foto todos los días en su cuenta de Instagram, si no tenían cuenta debían crearla para tal fin. El resto no recibieron esa indicación pero se monitorizó si hacían algún tipo de publicación en redes sociales.

Se observó también que las mejores variaciones en el rendimiento se dieron en los sujetos que crearon la cuenta de Instagram con motivo del experimento, es decir, los que no hacían postureo antes del inicio del estudio sintieron más el efecto.

Entre las posibles aplicaciones de este estudio podría estar su uso en equipos de deportes colectivos, las redes sociales ya han tenido efectos positivos para equipos profesionales como el FC Barcelona que vio con Periscope como Gerard Piqué mejoraba su rendimiento gracias a su uso.

¿Qué hay del resto de redes sociales?

Instagram ha demostrado que mejora el rendimiento del entrenamiento, pero ¿qué hay de los que publican sus hazañas en Facebook, Twitter u otras redes sociales? Según los responsables de este estudio no existe el mismo efecto para el uso de otras redes sociales.

El conjunto de los datos recabados y el análisis realizado lleva a los responsables a concluir que el efecto de Instagram en el entrenamiento físico es notable dado que el sujeto se ve forzado a esforzarse de forma extraordinaria para hacer frente a la presión social. Asímismo, los “likes” y comentarios constituyen un Feedback emocional que incrementa la liberación de dopamina y oxitocina en el cerebro durante el ejercicio, lo cuál convierte ir al gimnasio en un adicción química sana.

El uso de hashtags de forma masiva se ve justificado, según los autores del estudio, por lel objetivo de obtener la máxima notoriedad social, ya que el número de hashtags es proporcional al número de likes que se reciben.

Y tú, ¿has notado mejoría por usar Instagram en el gimnasio?

Comparte la noticia