La fiabilidad de los coches japoneses es una farsa

Así lo afirma el último estudio de Euro NCAP, que ha analizado la fiabilidad de los principales modelos de todas las marcas del mercado para su análisis anual de fiabilidad. Este año se han sumado a la moda de cazar mitos con la idea de cazar o demostrar el mito de la fiabilidad de los japoneses.

Las pruebas por las que se ha hecho famosa la EuroNCAP son aquéllas realizadas con los famosos muñecos “dummy” -que significa Rajoy en inglés-, en las que estrellan un coche contra un muro a toda velocidad y miran a ver que le pasa al coche y qué daños hubieran sufrido sus ocupantes.

En esta ocasión las prueban han ido orientadas a analizar la fiabilidad de los distintos vehículos de todas las marcas del mercado, desde Hyundai a BMW pasando por Seat o SATA. Duras pruebas de resistencia en las condiciones más duras, pero siempre dentro de la realidad de las condiciones habituales de conducción, se ha probado a ver cuando “rompe” cada coche, y los resultados han sido curiosos.

Dónde antes ganaban los nipones, ahora ganan los germanos

La fiabilidad ha sido el estandarte de Toyota, Hyundai y el resto de fabricantes de coches de , mientras que la elegancia había sido el de los alemanes y europeos en general, la robustez los coches estadounidenses, el descrédito para los coches chinos e indios, y la inexistencia para todo tipo de industria africana.

Hyundai Segunda Mano

Hyundai Segunda Mano

La evolución de estas características se ha visto influenciada por las condiciones financieras del planeta, los últimos resultados indican que en se fabrican los coches más fiables, en Japón los coches con mejor relación calidad-precio y en Estados Unidos los coches más caros.

La crisis y la fiabilidad

Las características que caracterizaban a las marcas hace 10 años ya no son válidas, muchas se han reinventado con la crisis, aunque hayan intentado mantener su imagen anterior” indica J. J. Ortiz, técnico español del EuroNCAP “el caso de los fabricantes japoneses es el más claro, han cambiado su emblema de fiabilidad a Low Cost, lo cuál repercute negativamente en los puntos de fiabilidad que antes obtenían, no obstante, marcas como Hyundai no han perdido tanta calidad“.

¿Merece la pena comprarse un coche japonés?

Pues aunque parezca increíble, a la hora de comprar un coche japonés merece la pena comprar un Hyundai de segunda mano, o un Toyota usado, casi mejor que hacerse con uno nuevo, siempre y cuando lo que busquemos se una relación fiabilidad-precio óptima. Cualquier vehículo japonés de antes de 2008 tiene los mejores índices de fiabilidad, mejores que los actuales.

Por si quieres buscar algún coche japo usado:

Comparte la noticia