Hombre encarcelado por llamar a su perro “Mi Pene”

Sergi Alcácer, catalán de 42 años, quien había sido detenido en junio del presente año, ha sido encontrado culpable de diversas acusaciones como consecuencia de haber decidido llamar a su perro “Mi Pene” y ahora se enfrenta a más de dos años de prisión.

Sigue leyendo para que leas las sorprendentes frases que llevaron a este hombre a esta situación

Foto de Mi Pene

Foto de Mi Pene

Nunca entendió la ironía

Para sorpresa de muchos, Sergi no había nombrado a su perro “Mi Pene” por la intención que todos pensarían que lo hizo. En realidad, surgió como un diminutivo del nombre original de su mascota, Penélope.

Sergi alega haber puesto ese nombre a su perro, o mejor dicho, perra, debido a que era un gran fanático de la famosa canción homónima de Joan Manuel Serrat. El diminutivo “Mi Pene” se debía a que, según él, simplemente era “un término más cariñoso…y más corto. Cuando le gritaba ‘¡¡Penélope!!’ nunca me hacía caso. Dicen que los perros solo responden a nombres de dos o tres sílabas”.

Puede que fuera así, o no. Pero sin duda ante el juez esta excusa no valió de mucho.

 

Las frases detonantes en los oídos menos apropiados

La denuncia surgió a raíz de que, una mañana de domingo, sacó a Mi Pene, o Penélope de paseo al parque de su barrio. Al ser una perra muy alegre y juguetona, llamó la atención de los niños que jugaban en el parque.

Para desgracia de Sergi, más de un padre se volteó nervioso y alarmado por las frases que éste decía a los niños que se le acercaban a preguntar por Penélope. Entre ellas, destacan las siguientes:

  • “Mi Pene duerme todo el día, pero como se acaba de levantar era buen momento para que saliera a jugar”

  • “Yo baño a Mi Pene dos veces al mes. Y lo afeito una vez al mes, excepto en invierno, porque le da frío”

  • “Mi Pene es muy obediente, le he enseñado todo tipo de trucos. ¡Hasta hacerse el muerto! ¿Quieres verlo?”

 

Y la peor de todas las frases la apuntó Gemma López, madre de una niña de 5 años, a quien Sergi le dijo:

“Éste es Mi Pene. No tengas miedo. Puedes acariciarlo todo lo que quieras. Te aseguro que no te va a morder”

 

Sergi, lo que más lamenta es saber que durante todo este tiempo no podrá tener, ver y cuidar a su Pene-lope. Y además comenta que aún no consigue quién se haga cargo en su ausencia.

Comparte la noticia