Joven becario pide crédito para pagar su propio sueldo

El mercado laboral español está muy dañado para la juventud, son miles los becarios que van de oficina en oficina trayendo y llevando cafés, auténticos expertos en fotocopias capaces de hacer recados en tres idiomas y con más titulaciones que cualquier estadista del planeta.

En este marco se encuentra J. (no ha querido desvelar su verdadera identidad por miedo a represalias), J. es un joven Licenciado en Periodismo que ha trabajado durante los últimos 8 años como becario, casi siempre desempeñando el cargo de Community Manager.

A sus 34 años J. no ha conseguido jamás un contrato de trabajo normal, ha ido encadenando becas en distintas empresas, en algunos casos remuneradas y en otros no. Como diría  “no es lo mismo un becario remunerado, que un becario no remunerado“.

Como se puede apreciar, la situación laboral de J. era de precariedad, hasta que le plantó cara a su jefe y le dijo que, o trabajaba por un suelo, o no iba a seguir desempeñando las tareas que la empresa le había encomendado. La respuesta de su jefe fue sencilla: “si quieres un sueldo, tendrás que pagarlo tú“.

Pagar tu propio sueldo

Suena a barbaridad, pero tiene muchas ventajas: Seguridad Social, cotizar para el paro, y tener un sueldo, quizás hasta obtener minicréditos, vaya…son las principales ventajas de pagar tu propio sueldo. 

Al final, el objetivo de todo trabajador es cobrar un sueldo, el caso de J. no es distinto, y ha hecho todo lo posible hasta que lo ha conseguido. Así bien, existen determinadas trabas fiscales por las cuáles un trabajador no puede pagarse así mismo, sino que debe correr con una serie de gastos laborales y cobrar una nómina.

Con todo, J. consiguió su objetivo y cobró su primera nómica, para ello solicitó un préstamo de 800 € a un ínfimo interés en SolCredito, le entregó ese dinero al departamento financiero de su empresa para que, a final de mes, le ingresaran por fin su primera nómina.

La empresa no incurrió en más gastos y J. cobró su primera nómina. Todos felices.

 

Comparte la noticia