1 de cada 6 operaciones de menisco acaban en cambio de sexo

La rotura de menisco es una lesión bastante habitual entre los jóvenes deportistas, que, ya sea por una mala praxis (como no calentar) o por un impacto accidental.

En la práctica totalidad de los casos, la intervención consiste en retirar la zona del menisco afectada, dejando sin secuelas al paciente.

Incremento durante la crisis

Desde el que empezó la crisis, el porcentaje de operaciones por rotura de menisco se ha mantenido estable, lo que sí ha cambiado es el porcentaje de las operaciones que empiezan como una operación de menisco y terminan como cambio de sexo.

menisco cambio de sexo

Imagen de un menisco dañado

En 2005, un escaso 0,5% de los pacientes aprovechaba la operación de menisco en la rodilla para hacerse un cambio de sexo. En 2014, este porcentaje se ha incrementado hasta más de un 15%.

Vine a operarme el menisco, el cirujano me dijo que me retiraría un 30% del menisco de la rodilla derecha, pero me cayó bien, y al terminar le pedí que me hiciera un cambio de sexo para terminar de aprovechar la epidural. Como mujer soy mucho más feliz.” Nos cuenta Sara, antes conocida como Pedro.

Al igual que Sara, la mayor parte de estos cambios de sexo exprés, se deben a dos razones: por un lado, la confianza en el cirujano, y por otro, “aprovechar la epidural, que es un coñazo”.

Comparte la noticia